Siempre puede surgir una ocasión especial para visitar una joyería relojería en Granollers. Con unos preciosos pendientes o collares de perlas cultivadas, nunca podrás decepcionar, son joyas que nunca pasarán de moda. Además de su elegancia, las perlas han sido siempre símbolo de inocencia y fortuna.

Pero, antes de decidirte, tal vez te interese saber algo más sobre las perlas. El origen de las perlas es en cierto modo orgánico. Se forman cuando un grano de arena se introduce en una ostra o cualquier otro molusco. Ante la presencia de un cuerpo extraño, la ostra comienza a segregar nácar alrededor del intruso, lo que hace que se vaya formado la perla. Este proceso puede durar años. Hoy en día la mayoría de las perlas son cultivadas por el ser humano siguiendo el mismo proceso.

En una buena joyería relojería en Granollers podrás encontrar una gran variedad de perlas combinadas con otras gemas y metales, como el oro blanco y los brillantes. Consigues una joya perfecta. Pero no todas son iguales, hay muchos factores que influyen en su calidad y precio. Aspectos como el tamaño, el lustre y la iridiscencia, la forma, el color y por supuesto el grosor de la capa de nácar marcan la diferencia.

Las de mayor calidad son las que se cultivan en agua salada, las australianas están muy cotizadas. También se clasifican por su forma, pueden ser totalmente redondas o de media esfera. Estas últimas se usan mucho para hacer pendientes. Las perlas barrocas, de forma irregular, aunque menos valoradas, son de gran belleza y se cultivan en agua dulce.

Al adquirir una perla no te puedes olvidar de su mantenimiento, debes evitar que entren en contacto con productos químicos para que no pierdan su brillo tan característico.

En Joieria Perarnau te ayudamos a encontrar la joya que necesitas, realizamos diseños personalizados al gusto de nuestros clientes. Contacta con nosotros.