Pese a haber no ser la opción más económica, siempre es aconsejable acudir a un taller de relojería en Granollers para cambiar la pila de tu reloj de cuarzo. La calidad del servicio y de los productos empleados justifican de por sí esta diferencia de precio, pero si además tenemos en cuenta que un mal servicio puede estropear nuestro reloj, siempre es mejor acudir a un especialista, asegurándonos así el correcto cuidado de nuestra inversión.

En cualquier taller de relojería en Granollers​ te podrán confirmar que, junto con el agua salada, los daños efectuados por las pilas son de los más agresivos con tu reloj, puesto que ejercen corrosión sobre el mecanismo, pudiendo afectar así de manera muy negativa al sistema mecánico.

Debes sustituir la pila cada 24 meses como mínimo, aunque el reloj siga funcionando. De esta manera evitarás el deterioro de esta y que libere los ácidos que contienen en su interior. Procura que la nueva pila sea de óxido de plata, ya que son la calidad más adecuada para evitar daños en tu reloj.

Evita dejar tu reloj en zonas de calor intenso, la exposición directa y prolongada al sol y dejarlo en la guantera del coche. El calor puede provocar variaciones en los químicos del interior de la pila, emitiendo gases y reacciones que pueden provocar fisuras en esta y, en consecuencia, la salida de los ácidos de su interior.

Aunque te recomendamos acudir a un profesional de confianza para el mantenimiento de tu reloj, si decides hacer el cambio tú mismo, evita las pilas alcalinas. Las distinguirás porque su referencia empieza por LR y nunca deben ser colocadas en un reloj.

En Joieria Perarnau somos expertos en joyería y relojería. Si tienes dudas acerca del cuidado y reparación de tu reloj, estaremos encantados en asesorarte y darte el servicio más adecuado a tus necesidades.